CUIDA TU SONRISA

Cuando limpiar: Cepilla completamente por lo menos cuatro veces al día, después de cada comida y antes de dormir.
Si no puedes cepillarte después de una comida, asegúrate de lavar bien tu boca con agua hasta que puedas lavar tus dientes.
Por lo menos una vez al día, cepilla tus dientes hasta que estén completamente limpios. Cepilla tus encías suavemente y completamente. Enjuágate completamente después de cepillar. Revisa tus dientes cuidadosamente para ver si están limpios. (observa tus dientes de cerca en un espejo con buena iluminación.) De esta manera tendrás una buena limpieza.